<< Volver a página principal de #CarnavalSalud
Mírame, diferénciate: un año después.¿Somos diferentes o seguimos igual?
Este-sitio.jpg
Llegó el 12 del 12 del 2012 día previsto para qué, como dice su "ideador"Serafín:Mírame, diferénciate no se cierra, se traspasa. Así, 366 días después de la puesta en marcha acordamos dedicar el último Carnaval de la Salud 2012 a reflexionar sobre todo ello. Se animó a la blogosfera y alrededores a participar con un escrito dando respuesta a unas sencillas preguntas: ¿Qué ha significado para tí esta iniciativa? ¿Crees que ha promovido cambios? ¿Consideras que proyectos de este tipo, nacidos en la redes, pueden inicidir en el mundo analógico? Bloguer@s y no bloguer@s han respuesto con 37 escritos que reflexionan sobre el año de la iniciativa. Gracias a todos los participantes !!!
Hemos reunido todos los artículos en un tablero de Pinterest y @ChemaCepeda, @manyez y @monicamoro hemos seleccionado el mejor fragmento de cada uno de los 41 artículos escritos:

Un año de miradas, un año de Mírame, Diferénciate, un año de gestos intentando humanizar la atención, no sólo sanitaria, ya que un servidor, en su pequeña parcela de los Recursos Humanos también ha intentado mirar a los ojos a todo aquel que se acercaba en busca de información laboral.
...a mí me ha servido para mejorar como profesional con mis pacientes y para aprender con el trabajo de algunos compañeros. Por todo ello sólo puedo dar las gracias y decir: Señores, ha sido un placer. Aunque pase el tiempo, por favor, no dejen de diferenciarse nunca.
A raíz de ese post, la magia de las personas conectadas a través de las redes sociales empezó a brotar y dio pie a un intenso trabajo cooperativo para intentar poner en valor cuestiones como la humanización de la asistencia sanitaria, la importancia de los pequeños gestos, o la necesidad de contacto humano --una mirada, una mano, un gesto cómplice-- en situaciones de enfermedad, cuando nos sentimos más vulnerables.
Cuando uno ha sido paciente y lo es todavía, y más si ha tenido problemas relativamente importantes de salud, es impagable que te tiendan una mano, que te digan una palabra de aliento y cariño, que te guiñen un ojo, que te den una caricia en la mano, una palmadita, que te gasten una broma, cualquiera de las personas que están "al otro lado".
... darle las gracias a esa cajera que bajó la mirada y despertó la inquietud de Serafín, que supo trasmitirnosla y hizo posible todo un año de gestos que nos enriquecen como personas.
Una sola sonrisa, una sola mirada, que hayamos regalado en nuestro día a día contiene todos los datos estadísticos necesarios para respaldar la mejor evaluación de resultados.
La capacidad y potencia de estas herramientas ha sido una de las fortalezas de la iniciativa y es casi la "culpable" de que la organización de los equipos de trabajo, las decisiones, el desarrollo de la propia iniciativa (textos, fotos, web, etc) pueda realizarse entre personas que no se han visto nunca, trabajando por un mismo objetivo, a distancia, conscientes de que nadie es más importante que nadie.
No recuerdo si antes del nacimiento de esta iniciativa miraba más o menos a los ojos de mis pacientes, desde hace un año si se que pongo más atención en hacerlo y me encuentro mejor, más satisfecho, aún cuando no he podido solucionar el problema por el que me visitaba.
Y sí, somos personas también, tenemos días malos, mejores, regulares y de locura, por lo que yo añadiría otra palabra. RESPIRA, Mirame y Diferenciate.
¿Cómo poner una sonrisa en los labios con la que está cayendo? Pues haciéndolo. Porque el que tenemos enfrente no es el responsable de lo que nos ocurre y tratándolo con desgana no vamos a arreglar nuestros problemas, muy al contrario los aumentaremos.
Por eso creo que iniciativas como Mírame Diferenciate han sido capaces de revolucionar el mundo blogosférico y traspasar la barrera virtual, para darse a conocer entre personas que son ajenas al 2.0, pero quizás haya que incidir mucho más en el cambio de comportamientos, para que realmente cumplan la misión con la que nacieron.
Creo que las personas estamos dispuestas a escuchar, reflexionar y cambiar y gracias a esta iniciativa hemos podido hacerlo. Los cambios son pequeños y muy interiores… pero a veces, en la consulta, he escuchado en bajito la voz de diferenciate y he intentado ser diferente.
Y finalmente queremos acabar con cuatro frases célebres, dos relacionadas con la memoria: La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados.¡Qué pobre memoria es aquélla que sólo funciona hacia atrás! y dos relacionadas con el futuro: El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. Cuanto más atrás puedas mirar, más adelante verás.
Miro
hacia atrás y veo a muchas personas, que no se conocían prácticamente de nada, reflexionando en un blog, en las redes sociales y trabajando en un documento en la red, con la motivación de crear un proyecto que pudiera mejorar la calidad (y calidez) de la asistencia sanitaria.
A los que les da igual, su actitud es negativa, sin empatía, sin amabilidad…y que además no creen que estén haciendo nada mal… A esos, sinceramente, este año no les ha servido de nada, conozcan o no la iniciativa.
  • #121212. Publicado en Red & Rol Enfermero
(...) fundamentos y conceptos todos a través de lo que fue la invitación a participar y acumulados alrededor de lo que debe ser una actitud ofertada desde la empatía, la profesionalidad, la condescendencia o el aprendizaje mismo de técnicas relacionales y llegado el caso.

En un entorno que difícilmente puede ser más convulso, con la puesta en entredicho desde algunos sectores de nuestro modelo sanitario y recortes continuados que amenazan aún más la viabilidad del sistema, los pequeños gestos que ayuden a recordar la importancia de la humanización en la asistencia sanitaria son más necesarios que nunca

We need to work and develop strategies to improve interpersonal relationships and therefore effective communication between health professionals and patients. The communication process should be prioritized as an essential therapeutic activity.
Las semillas que se plantan un día tardarán en brotar y más aún en dar fruto, pero la experiencia (personal) de acercamiento de forma diferente a otras realidades e iniciativas creo que da pistas de por dónde pueden ir las cosas.
En un año con recortes, privatizaciones, huelgas y desahucios, en la que la tristeza y el cabreo se ha apoderado de los profesionales de la salud, es totalmente necesario que nos recuerden lo realmente importante. Nuestra razón de ser. Y es que estamos aquí por y para los pacientes.
Porque tratamos PERSONAS y NO PATOLOGÍAS y es algo que debemos tener SIEMPRE presente.
Quizá sirva para que aquellas personas con una actitud previa de humanizar los cuidados vean que hay mucha más gente que piensa igual, que no es algo en desuso y sientan esta iniciativa como un refuerzo positivo a sus acciones.
Podríamos hablaros de Santiago, Gerardo y Pepe, nuestros voluntarios con daño cerebral en el Hospital Beata María Ana; de cómo viven Nati y Fernando o Rodri y su familia el daño cerebral; de la rehabilitación de Kiara, del andador de Lucía, de nuestro programa “Comparte tu ayuda“…, y de tantas y tantas cosas que han llenado nuestro año mirándonos y diferenciándonos.
Hoy es el día escogido para recordarnos a todos la importancia de uno de ellos, la mirada. Con ella no sólo observamos nuestro entorno para procesar información. Eso nos rebajaría al frío mundo del lenguaje informático… todo sería 0 y 1… qué pobre me sentiría…
Creo que la solución pasa por hacer un trabajo personalizado, nuestro y con nuestros compañeros, y ocuparnos de que los nuevos alumnos aprendan a cuidar/tratar a sus pacientes con humanidad, empatía, con amabilidad y consideración
Aún sabiendo que son este tipo de campañas las que pueden contribuir a que la sanidad pública haga brillar sus "valores añadidos" es complicado abordarlo tanto en privado como en público.
Hay más camino que recorrer y por ello vamos a seguir mirando a los ojos de la comunidad. Seguiremos, como decíamos hace casi un año, con los pequeños gestos.

Porque tratamos con personas, con personas con sus problemas (no sólo físicos). Porque los humanos somos sociales. Porque una Mirada, transmite, a veces, más que cualquier palabra.

Las redes sociales han sido el vehículo para prender la mecha de un mensaje simple, potente y respaldado antes de su lanzamiento por decenas de personas y una investigación previa de bibliografía científica.
Echando la vista atrás me doy cuenta que eso del mírame ha pasado por mi cabeza con cierta frecuencia y en lugares muy diversos: en la consulta, en algunas jornadas, en más de una visita al supermercado...
Los proyectos colaborativos empiezan con mucha fuerza. Es vital planificar e incluso dosificar el esfuerzo como si de una carrera de fondo se tratase para no morir en el intento.
Todos y cada uno de nosotros hemos sido, somos o seremos pacientes en algún momento de nuestra vida. Es solo cuestión de tiempo (y sabemos muy bien cómo nos gustaría y desearíamos ser atendidos, cuidados y tratados).
Estos pequeños detalles se convierten en el cemento que une los ladrillos de esa gran construcción que llamamos relación. "Los pequeños detalles hacen la gran diferencia".
Esto no es más que un granito de arena. No debemos dejar que esto quede como algo anecdótico sino que hemos de seguir aplicándolo en nuestro día a día y seguir "contagiando" a quienes nos rodean.
El cuidado humanizado se debe trabajar en todas las áreas de desarrollo de la enfermería, en la administración o actualmente llamada gestión, en la asistencia, en la formación y en la investigación.
Una mirada que llena una vida, una diferencia que destaca a cada uno, un lado humano en cada cuidado o en cada sonrisa. Eso es lo que nos habéis dado con vuestra iniciativa.
Los grandes cambios se producen poco a poco, permeabilizando la sociedad con comportamientos individuales que van modificando la actitud general y consolidando en nuevas formas de trabajar que a la larga puedan derivar en nuevas políticas institucionales.
Y no es que haya cumplido, es que no os podéis hacer una idea de todo lo que he ganado, tanto a nivel profesional, ensalzando al máximo la relación enfermera-paciente (enfermera-"perzuna humana"), como personal: me he bebido un montón de miradas. Y detrás de cada mirada, hay una experiencia, un relato de vida, que en mayor o menor medida, en un sentido o en otro, me han ayudado a construirme y de-construirme un poco más.
Son momentos muy difíciles para nosotros, pero por favor no perdamos ni la luz ni el brillo de esa Mirada #Diferen_T Enfermera, que ilumina y lubrica esos ojos en muchas ocasiones sin brillo, apagados y resecos, esperando a que llegues y mirándole a los ojos le cojas la mano y le digas Maria cómo has pasado la noche o duerme tranquila que estaré cuidándote toda la noche.
En cualquier caso, tengo ilusión en que dentro de unos años, mirar a los ojos y tratar a los pacientes sin olvidar que son personas, sea la norma y no la "diferencia".


No olvidemos nunca que podemos profesionales y pacientes a la vez. Atravesar la barrera es solo cuestión de tiempo. Tarde o temprano estaremos del otro lado. Hagamos las cosas como nos gustaría que las hicieran con nosotros pero sobretodo como le gustaría que las hiciéramos a quién tenemos delante.

Entrevista en PR Salud: "Mírame Diferénciate está de aniversario y sus coordinadores hacen balance"

MÍRAME.jpg